Museo Arqueológico Municipal

Museo Arqueológico Municipal

Geolocalización

  • Thoracata

Inaugurado el 28 de Febrero de 1992, el Museo Arqueológico Municipal se encuentra ubicado en el interior de la Iglesia de Sta. Mª del Castillo de la Mota, sita en la Plaza del mismo nombre, en pleno casco histórico de la ciudad, en un lugar que, sin duda, es el punto más estratégico de la misma. Las construcciones circundantes impiden en la actualidad la contemplación de una amplísima panorámica que en un círculo de varios kilómetros abarcaba el pueblo, el río, la sierra y la campiña. Cabe pensar, a la vista de la calidad estratégica de este enclave, en la existencia en el mismo de un fortificación ya en la época ibérica, que los romanos ampliarían extremo éste que se espera ver confirmado en futuras excavaciones en el lugar.

Es opinión de algunos historiadores que el Castillo de Montoro se levanta a comienzos de la dominación musulmana, hacia finales del S. IX casi terminando el Emirato y comenzando el Califato. Sobre la antigua fortificación los árabes levantaron una alcazaba a cuyo alrededor se fue formando un núcleo de población. Desde esta alcazaba se dominaba el meandro encajado que forma el río Guadalquivir rodeando la ciudad y los caminos que vienen de Córdoba, de la sierra y de los núcleos de población cercanos en la campiña.

En este castillo, que es el Castillo de Muntur de los cronistas árabes, construyeron sus ocupantes una mezquita para la oración.

Si hemos de creer a Criado Hoyo, ( Apuntes para la historia de la Ciudad de Montoro. Córdoba 1983 ) el Maestre de Calatrava D. Rui Díaz de Anguas, en una entrada contra los territorios ocupados por los árabes, se apodera de este castillo y lo manda demoler, aunque el mismo Criado Hoyo dice que tal vez el que dicho Maestre demoliera no fuera éste, sino otro, el Castillo de la Cava o de Julia, opinión contraria a la que el mismo cita de Ramirez de las Casas Deza.

El 24 de Agosto de 1238 Fernando III reconquista definitivamente Montoro y la mezquita del castillo se purifica y se consagra como iglesia cristiana, siendo la primera parroquia de Montoro, bajo la advocación de San Bartolomé, Patrón de la Ciudad por ser su fiesta, 24 de Agosto, el día de la entrada del ejército cristiano.

Con el paso del tiempo, el castillo fue derruido y hoy casi no quedan ruinas, pero la iglesia se mantuvo en pie abierta al culto como parroquia.

En el s. XVII se hicieron importantes obras en el edificio y en 1834 fue habilitada la iglesia como hospital durante una epidemia que ocasionó muchas víctimas en Montoro.

Existiendo ya otra iglesia de mayor amplitud, la del castillo va poco a poco perdiendo importancia, hasta quedar casi en desuso. Reparada y acondicionada por el Excmo. Ayuntamiento, se dedicó a diversas actividades culturales quedando en 1995 destinada a albergar el Museo Arqueológico Municipal, que hasta entonces se encontraba en un edificio de la calle Sor Josefa Artola.

En el aspecto arquitectónico se trata de una pequeña iglesia dividida en tres naves mediante dos hileras de arcos apuntados que se asientan altenativamente sobre pilastras y columnas. Por lo que puede apreciarse, los materiales empleados en su construcción parecen proceder de edificios destruidos, tal vez iglesias visigóticas ó prerrománicas, siendo los capiteles de esta iglesia verdaderamente notables por su decoración vegetal, animal ó humana, que los hace únicos en toda esta parte del territorio.

Hasta aquí el continente; pasamos a describir el contenido del Museo.

Los fondos del Museo Arqueológico Municipal de Montoro se distribuyen en cuatro secciones :
MINERALOGIA
PALEONTOLOGIA
ARQUEOLOGIA
ETNOLOGIA

Las piezas se presentan en una serie de vitrinas como componentes de una secuencia de tiempo : la etapa en la que no hay vida en la Tierra, ( Minerales y Rocas ), la aparición de la vida en el planeta y su desarrollo en las diversa eras geológicas ( Paleontología ), las primeras culturas ( Prehistoria ), y las que a lo largo de la historia continuan ( Cultura Ibérica, Romana, Visigoda, Medieval-Cristiana y Arabe ) hasta llegar a los tiempos modernos con una pequeña colección de objetos de uso común hasta hace poco en la vida diaria, pero que en nuestros días han dejado de verse ( Etnología ).

Coincidiendo con las muestras de los diversos periodos históricos, se presentan monedas correspondientes a cada época, piezas que componen una colección numismática que en el futuro se proyecta presentar aislada, al considerar el tema numismático con suficiente entidad para ello.

La descripción detallada de los fondos es objeto de una guía específica del Museo, ya en preparación, y alargaría demasiado la presente exposición.; no obstante, hay que destacar como más dignos de mención la colección de minerales, la colección de fósiles de plantas del Paleozoico, así como otras muchas muestras de fósiles de otros periodos geológicos. Una estela de guerrero datada hace unos 3.200 años y encontrada en la Campiña montoreña recientemente. Igualmente son interesantes algunas muestras de la cultura romana, entre ellas, una escultura de mármol blanco con coraza ( Thoracata ) del tiempo del Emperador Trajano, verdaderamente notable, y algunas muestras epigráficas curiosas.

No menos digna de interés es la parte correspondiente a la sección etnológica, donde pueden verse piezas tan curiosas como un sellador de pan, una batidora manual y otras varias.

De excepcional importancia es la escultura de un angel orante, realizada en piedra caliza blanca de Estepa, obra del eximio escultor cordobés Mateo Inurria, primera obra documentada de este artista.

Dirección: Plaza Sta. María de la Mota s/n

Web: www.museosdemontoro.es

Horario: Sábados, Domingos y Festivos de 10:30 a 14 h

Museos

Atrás